martes, 22 de febrero de 2011

CONTRAMUSLOS CON CHAMPIÑONES Y PREMIO

La olla rápida nos permite preparar platos ricos y sabrosos en un corto tiempo. El plato de hoy lo hice utilizándola. Quedó fantástico y no empleé mucho tiempo, que es lo que quería, pues lo cociné uno de esos días en los que llegas a casa rozando ya la hora de la comida y no la tienes preparada. Ni siquiera tengo fotos del paso a paso, no había tiempo para ello, jajaja, así es que os dejo sólo las del resultado final, que, al fin y al cabo, es lo que importa. Lo acompañé de unas patatas fritas y de una ensalada.
Ingredientes:
-contramuslos de pollo sin piel y limpios de grasa
-3 cebollas moradas
-un bote de champiñones en conserva
-pimienta molida (mezcla de pimientas)
-cacito de caldo Knorr de pollo
-aceite
-vino blanco
-sal
Preparación:
Cubrir el fondo de la olla con aceite, calentar y sofreir los contramuslos para dorarlos un poco. Salar. Sacar y reservar. Añadir al aceite la cebolla cortada en juliana y pochar. Cuando ya casi esté, añadir el bote de champiñones y el pollo, la pimienta, el cacito de caldo y vino blanco en cantidad al gusto. Cerrar, poner al dos y, cuando salgan los tres anillos, dejar unos 20 minutos. Servir.¿Qué os parece? ¿Gustáis?
Aprovecho para dar las gracias a Loli, de Aprendo en la cocina, por otorgarme este premio que me llena de orgullo y que coloco encantada en mi vitrina, con la esperanza de que los que pasáis por aquí decidáis llevároslo a las vuestras. Ah! Y si no conocéis a Loli, ya estáis tardando en pasaros por su blog, quedaréis maravillados de su buen hacer.


viernes, 18 de febrero de 2011

ARROZ ABANDA CON CALAMARES "JUST MARRIED"

Menudo arrocito rico nos comimos el otro día. Just Married me lo envió para probar. Tienen muchas variedades que podéis ver en su web y, además, me enviaron un folleto en el que se detallan todos sus productos. Argumentan que están hechos con ingredientes naturales y su elaboración es artesana. Puedo daros fe de ello. Pensé que malo no estaría, pero no pensé nunca que me sorprendería tan gratamente. Ha superado con creces mis expectativas hacia el producto, hasta el punto de que os lo recomiendo totalmente.
Ya, para empezar, viene envasado de una manera muy especial, se nota que se ha cuidado mucho el detalle, sobre todo en ese lacito verde de la parte superior.

Siguiendo las instrucciones que vienen en el envase, lo primero que tenemos que hacer al abrirlo es olerlo. Yo lo hice y no está mal, no es muy intenso, pero bien. Pero el aroma cambia, y mucho, cuando lo pones al fuego y empieza a calentarse. La intensidad del olor aumenta y se hace perceptible que va a estar bien rico , que lo que hay allí es calidad. Otra cosa que me llamó mucho la atención fue el color. Es un color totalmente casero, de los bien hechos, con ingredientes naturales y, como bien indica el envase, cocinado a la cazuela y con paciencia, sin prisas.

Obediente, lo puse en una cazuela y encendí el fuego. Lleva trocitos de calamar. Yo le añadí unos gambones y, cuando empezó a hervir, eché el arroz que ya viene medido.

Vamos removiendo de vez en cuando y esperando a que se consuma el caldo, a fuego medio.

Y servimos. Quedó perfecto, riquísimo. Sólo eché en falta el all i oli, le hubiera ido de maravilla. No tiene nada que envidiarle a ningún arroz rico que haya probado hasta ahora, de hecho, ya quisieran en muchos restaurantes, que se precian de hacer buen arroz, hacerlo tan bueno como éste. De verdad que no exagero.

Y así quedó el plato. Creo que demuestra claramente lo que os he dicho sobre él. Si tenéis oportunidad, probadlo. Os encantará.

martes, 15 de febrero de 2011

GALLETAS CON MUCHO AMOR

El otro día, en uno de mis habituales paseos por la red, en los que cotilleo todo lo bueno que se prepara en las diferentes cocinas de la blogosfera, llegué a un blog que no conocía, La cocina de Miss Cherry. Presentaba unas galletas a las que ella llamaba "Love is in the air". Me gustaron mucho, tanto es así que tomé prestada la idea y me sirvió para hacer yo otras. La receta es la misma, aunque yo cambié algo la forma de la presentación. Agasajé con ellas a "los primos" en la cena del sábado y luego he repartido algunas más.
Ingredientes:
-500 g harina tamizada
-200 g azúcar
-100 g chocolate puro ( yo chocolate en polvo valor, a ojo)
-50 g de chocolate de repostería picado (yo no le puse)
-2 ctas. esencia de vainilla
-250 mantequilla
-2 huevos
-1 cta. de bicarbonato
Preparación:
Miss Cherry propone partir los ingredientes en dos para hacer dos masas distintas, la de chocolate y la que no lo lleva. Yo hice sólo una masa, la partí en dos y a una de ellas les fui añadiendo chocolate en polvo valor (el de hacer a la taza) hasta que me gustó el color chocolate que quedó.
Seguí este órden:
Mezclar la mantequilla en pomada con el azúcar, añadir el huevo e integrarlo bien. Incorporar la esencia de vainilla y la harina tamizada con el bicarbonato. Liar la masa con papel film e introducirlo en la nevera, al menos, una hora.
Extender las masas con el rodillo y cortar las formas deseadas. Yo intercalé los recortes.
Precalentar el horno a 250º, introducir las galletas y hornearlas a 200º, hasta que queden doraditas. Enfriar en rejilla.

Decidí ponerles brochetas a algunas de ellas, con mucho cuidado de que la galleta no se rompiera al introducirla.

Me gustó mucho el resultado.

Con los restos pequeños de masa que me quedaban, puse un color encima del otro, enrollé, corté (tras tener el rollo un rato en la nevera para endurecer) y copié también las espirales.

Como veréis, horneé también los restos de interiores que corté, al fin y al cabo, las formas eran muy bonitas.

Las piruletas las embolsé para colocarlas en la mesa a la llegada de los invitados. Había una para cada uno de ellos.

Las redondas también las empaqueté para regalarlas.


Gracias a Miss Cherry por la idea. Me ha encantado el resultado ¡y las galletas están bien ricas!

domingo, 13 de febrero de 2011

TARTA "LOVE"

Anoche nos juntamos "los primos" en mi casa para celebrar San Valentín. Como yo era la encargada de preparar el postre, se me ocurrió hacer esta tarta. Tenía ganas de probar a cubrir una con fondant, a ver qué tal se me daba. No fue mal del todo, me hubiera gustado que quedara mejor, pero no me quejo para ser la primera. No tengo fotos de todo el proceso, se me fueron pasando, menos mal que tengo del resultado final, jajaja.
El bizcocho es un brownie de chocolate hecho en el micro, la receta la tenéis aquí.
Lo rellené de mermelada de mandarina casera y lo cubrí con crema de cacao (nocilla, nutella, ....) calentada un poco en el micro para hacerla menos consistente.
El fondant lo tenía blanco, así es que lo teñí. Mi intención es que quedase rojo, pero no conseguí el tono que quería, a lo mejor tenía que haberle puesto más colorante hasta conseguirlo. Lo extendí finito para que no me quedara demasiado dulce y le hice unas marcas suaves con un corazoncito.
Cubrí el bizcocho lo mejor que pude y recorté lo que sobraba. Con fondant blanco hice unos corazones blancos que coloqué por encima. Aproveché para estrenar un rotulador comestible que me había comprado y escribí la palabra "love" en cada uno. Los uní al otro fondant mojándolos un poquitín con un pincel con un poco de agua.
El resultado ya lo podéis ver. No quedó muy mal. Habrá que seguir intentándolo para conseguir más perfección, jajaja.

Con esta tarta os deseo que paséis mañana un feliz día de San Valentín.

sábado, 5 de febrero de 2011

TARTA 101 AÑOS ABUELO PACO

¿Cuánt@s de vosotr@s habéis preparado una tarta para celebrar 101 años? Seguramente no muchos, desgraciadamente. Mi mami y yo hemos tenido la suerte de poder hacerlo para mi abuelo y su papi, Paco. Y lo mejor es que pronto se la haremos también a mi abuela, en el mes de abril.
Esta entrada viene con mucho retraso. El cumple fue el 28 de diciembre, pero la celebración la hicimos el 2 de enero, que era domingo. Mi ordenador decidió morir definitivamente, con lo que ello conlleva: fotos, programas, archivos,.... Afortunadamente, el material creo que han conseguido salvármelo y rescatarlo del disco duro, aunque aún no lo tengo. Desde la semana pasada tenemos un nuevo "inquilino" en casa, pero tampoco está todavía al 100% de rendimiento. En el portátil tengo poco para utilizar, y se me ha acumulado un montón de cosas que enseñaros. Espero poder ir haciéndolo poco a poco.
La tarta la preparó mi madre y yo me encargué de la decoración. Es sencilla, pero queda bien rica. Es un bizcocho de almendra con relleno de chocolate y cubierta de yema tostada.
Ingredientes para el bizcocho:
-un cuarto de harina de almendra, no demasiado fina, queda bien encontrar algún pedacito un poco más grande
-un cuarto de azúcar
-6 huevos
-3 cucharadas de harina de repostería
-raspadura de limón
-un sobre de levadrua
Preparación:
Mezclar todos los ingredientes, colocarlos en un molde e introducirlo al horno precalentado a 180º hasta que esté hecho. Podemos comprobar pinchándolo. Dejar enfriar, desmoldar y cortar por la mitad.
Ingredientes para la yema:
-6 huevos
-el mismo peso que los huevos sin cáscara, de azúcar
-30 gr. maizena
-180 gr. agua
Ingredientes para el chocolate de relleno:
-cacao en polvo valor
-leche
Ingredientes para la decoración:
-azúcar, agua y vino dulce para hacer un almíbar
-lápiz pastelero de chocolate
-perlas azucaradas
-oblea cumpleaños
-granillo avellana tostada
-azúcar para espolvorear y quemar
-soplete de cocina
Preparación :
Para hacer la yema batir los huevos, mezclarlos con el agua y pasarlos por un colador metálico mejor 2 veces. Mezclar el azúcar con la maicena y lo agregamos a la mezcla anterior, poner a cocer a fuego lento removiendo continuamente con la varilla para que no se pegue al fondo. Estaremos un buen rato removiendo hasta que espese a nuestro gusto.
Con el cacao en polvo y siguiendo las instrucciones del fabricante, hacemos un chocolate a la taza, pero cuidando que nos quede bien espeso, con lo que aumentaremos la cantidad de chocolate.
Preparamos el almíbar poniendo en un cazo los ingredientes y dejándolo cocer un poco. Mojamos con él la parte de abajo del bizcocho, ponemos el relleno de chocolate y tapamos con el otro trozo, que calaremos con el almíbar también.
Cubrimos con la yema que hemos preparado. Espolvoreamos de azúcar al gusto y vamos quemándola con el soplete.
Ponemos el granillo de avellana tostado alrededor, decoramos con el lápiz pastelero y las perlas y, por último, ponemos la oblea y las velas.
Os dejo las fotos a partir de mi colaboración, o sea, a partir de la decoración y su consiguiente degustación.
Como habréis podido comprobar, fueron bastantes las fotos que hice, a juzgar por cómo quedaron las velas, jajaja. Espero que os haya gustado el reportaje.