sábado, 6 de octubre de 2012

CODILLOS AL HORNO CON PATATAS HASSELBACK

 
Hacía tiempo que tenía ganas de preparar codillos al horno y les tenía echado el ojo a las patatas hasselback. Pensé que sería una combinación estupenda juntarlos en un plato, así es que me puse manos a la obra.
Miré por aquí y por allá diferentes recetas para hacer los codillos y las patatas. Al final hice una especie de mezcla entre lo que leí y lo que yo aporté y quedó riquísimo.
Aproveché para probar unos aceite excepcionales que se producen en Benejúzar, en el corazón de la Vega Baja del Segura, muy cerquita de aquí: ACEITES BENEOLIVA.
La familia Sala-López es la encargada de introducir en el mercado un producto de la máxima calidad basado en la variedad arbequina, combinando viejas tradicones con las tecnologías más avanzadas. Su trabajo está respaldado por la Escuela Española de Cata, que recomienda sus productos a través de su sello de calidad.
De sus diferentes líneas de producto, todos ellos fantásticos y de calidad más que demostrada, para esta receta utilicé BENEOLIVE, mezcla de arbequina y picual y con extracción en frío. Su consevación en botella de cristal oscuro le preserva del posible daño que pudiera ocasionarle la luz. Es de destacar su exquisito diseño, al igual que el de la presentación de MAXIMUM Y SUMMUM, del Señorío de Jaime Rosell, otras de sus producciones. 
En su página web podréis obtener muchos más detalles, incluidas sus notas de cata.
Ingredientes:
-4 codillos de cerdo
-aceite de oliva virgen extra BENEOLIVE
-pimienta molida al momento TOQUE ESPECIAL
-sal
-caldo de carne y verduras
-vino blanco
-patatas
-jamón serrano
-ajo en polvo
-perejil
Preparación:
Terminamos de limpiar los codillos de restos extra de grasa y los disponemos sobre una fuente de horno salpimentados. Los regamos con aceite de oliva virgen extra BENEOLIVE y agregamos vino blanco y caldo de verduras y carne.
Introducimos los codillos en el horno precalentado a 220º. Cuando lleven más o menos unos 45 minutos les damos la vuelta para que se hagan dorados también por el otro lado. Esta operación la iremos repitiendo de vez en cuando.
Pelamos y partimos las patatas a tiras finas sin llegar abajo, como si de las hojas de un libro se tratara. Salamos un poco e introducimos tiras de jamón serrano entre las aberturas. Espolvoreamos con ajo en polvo y perejil y regamos con aceite BENEOLIVE.
Cuando falte una media hora (aunque dependerá de la cantidad de las patatas que pongáis y del tamaño que tengan) introducimos las patatas para que se hagan mientras se terminan de dorar los codillos.
Yo tardé unas dos horas y cuarto en todo el proceso de horneado, pero ya sabemos que los tiempos de hornos son orientativos, cada uno es un mundo.

 










Vaya pinta tiene (mejor dicho, tenía, jajaja) el platito, no me lo negaréis....

20 comentarios:

  1. Eso, eso, que buena pinta tenía, lástima que no quede porque me pasaba por tu casa. Un plato delicioso.
    Una maravilla de aceites, disfrútalos con muchas receetas.
    Besso.

    ResponderEliminar
  2. OHHHHHH!! Que plato más bueno!! Me encantan esas patatas!! Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Ooooooooh estos codillos tienen que estar para chuparse los dedos.

    ResponderEliminar
  4. Una receta muy buena , y las patatas me han parecido geniales tiene todo una pinta estupenda.
    besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  5. Desde luego que no te podemos negar la pinta que tiene, bueno que tenia jeje, solo ver las fotos se sabe como tiene que estar de rico y jugoso me ha encantado, y con ese aceite mejor que mejor. Mil besicos

    ResponderEliminar
  6. Te quedaron divinos. Nos hemos puesto de acuerdo porque yo también tengo una entrada de codillo. La próxima vez pruebo con la tuya con esas pataticas.
    Buen día

    ResponderEliminar
  7. pues siiiiiiiii tiene una pintazaaaaaaaaa !!!

    ResponderEliminar
  8. los codillos, un color estupendo, pero esas patatas un 10!!!

    ResponderEliminar
  9. Guauu, me encanta todo, pero tu versión de las papas me gusta más porque no llevan queso!!
    Las prepararé así, tienen que estar para chuparse hasta los codos!
    Besosss

    ResponderEliminar
  10. impresionantes!!!!! vaya colorido tienen y q buenos q deben de estar.
    saludos

    ResponderEliminar
  11. que ricooo, te copio todo enterito, tengo congelados unos codillos, y esas patatillas se ven geniales!!

    ResponderEliminar
  12. Llosa codillos fantásticos, esas patatas no las conocía, gracias por la receta, besos
    Sofía
    Milideasmilproyectos

    ResponderEliminar
  13. Me encanta el codillo, aunque lo prefiero completo, con toda su piel.

    ResponderEliminar

  14. Hola!
    Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    Saludoss!!

    ResponderEliminar
  15. Que buenos se ven,los probare asi con estas patatas tan ricas.
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  16. Un plato muy completo y delicioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. ¡Por favor! Qué buena pinta tienen esos codillos... ¿y las patatas? salivando estoy.

    Besitos

    Lou

    ResponderEliminar
  18. Madre mía que pinta que tienen estos codillos, están que se salen, y las patatas ya ni te cuento, se me hace la boca agua.

    ResponderEliminar
  19. QUe rico me gusta mucho tu receta.
    Me quedo por aqui a seguirte y aprovecho para invitarte a mi cocina y si te gusta te quedes y nos acompañes.
    Muy buen trabajo con tu blog.
    Un besito

    ResponderEliminar
  20. Ipresionante¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar