sábado, 9 de mayo de 2020

ALBÓNDIGAS CON SALSA DE CEBOLLA

Normalmente hago las albóndigas con salsa de tomate, pero me apetecía cambiar. Pensé en hacerla con cebollas pochadas y leche evaporada en lugar de nata, pero cuando fui a comprarla encontré en el supermercado de la cestita verde un brick de crema de soja, vegana, y me dije: pues vamos a probarla. Así que me la llevé y la utilicé.
Ingredientes:
-albóndigas en cantidad al gusto (yo las compré en mi carnicería del barrio)
-3 cebollas
-crema de soja
-sal
-aceite de oliva virgen extra
-pimienta negra
-harina
-caldo de pollo
Preparación:
Pasar las albóndigas por harina y sofreírlas hasta dorarlas bien en una cazuela con aceite.
Mientras tanto, pelar y picar las cebollas y hacerlas en la misma cazuela de las albóndigas, aprovechando el resto de aceite.
Cuando esté bien pochada, añadimos la crema de soja, pimienta negra y caldo de pollo. Removemos bien y dejamos que cocine un poco.
Añadimos las albóndigas y dejamos que dé un hervor todo junto. Emplatamos y servimos.
La verdad es que estuvieron muy buenas, la salsa quedó rica y es una opción más sana y menos calórica. Os animo a probarlas.



martes, 5 de mayo de 2020

FLANES CON PREPARADO DE SOBRE Y HUEVO

Hoy traigo un postre muy facilito y que nos va a recordar, seguro, los flanes que antes se preparaban en casa utilizando un sobre de preparado. Estos sobres nos permitían hacer tanto natillas como flanes con sabor a vainilla. Su preparación es muy sencilla, solo hay que seguir las instrucciones que llevan y los tenemos listos en poco tiempo, sin complicaciones.
Yo esos preparados los he utilizado muchas veces para hacer las natillas para la clásica tarta de chocolate y galletas de los cumpleaños familiares, por lo que suelo tenerlos en casa.
Y en estos días de confinamiento, al encontrármelos en el armario, pues me puse manos a la obra. Por aquello de complicarlo un poco pensé en prepararlos con la thermomix y, además, añadirle huevo, a ver qué tal...
Estuve investigando por ahí cómo hacerlos con el aparatito y cogiendo de aquí y de allá, los preparé así:
Ingredientes:
-500 ml de leche
-1 huevo
-1 sobre de preparado Potax
-3 cucharadas soperas de azúcar
-caramelo líquido--
Preparación:
Apartamos un poco de leche para deshacer bien el preparado con ella, que no queden grumos. Seguramente esto lo habría hecho el cacharrito, pero como soy bastante novata con él no me quise arriesgar y, total, tenía tiempo de sobra... (jajaja)
Ponemos todo en el vaso y programamos 10 minutos, 100º, velocidad 2,5.
Mientras se va haciendo puse caramelo líquido del envasado en el fondo de los frasquitos de la yogurtera (me encantan porque tienen tapa para guardarlos bien en la nevera).
Nada más pasar los 10 minutos, con ayuda de una espátula vamos poniendo la mezcla en los recipientes. Dejamos enfriar y metemos en la nevera.
Estaban muy buenos. La siguiente vez le añadí un huevo más.
Si no tenemos thermomix solo tenemos que seguir las instrucciones del preparado para hacerlo de modo tradicional. Cuando separemos la leche para mezclar el preparado, añadimos ahí los huevos batidos. El resto es mezclar todos los ingredientes e ir moviendo hasta que hierva y espese.




viernes, 17 de abril de 2020

ATASCABURRAS


La primera vez que probamos este plato fue hace unos pocos años, en Letur, en un fin de semana de escapada familiar. La verdad es que nos encantó, pero no lo habíamos vuelto a probar desde entonces.
Navegando por la red encontré el otro día una receta para hacerlo con la Thermomix y como tenía pensado hacer un pedido a domicilio de bacalao y otros productos salados para esta Semana Santa tan extraña y casera de este año, pues me la guardé.
La receta es de Comiendo con Reyes. Es un plato manchego y consiste en un puré de patata, bacalao desalado desmigado y huevo duro, ligado con aceite. Las nueces son para acompañar y hacerlo más nutritivo. Es un plato tradicional de lugares fríos y se comía preferentemente cuando nevaba. Como casi todos los platos de campo, se dice que es mejor no usar platos y comerlo directamente del mortero.
Cuentan que sus creadores fueron dos pastores que se quedaron aislados tras una nevada, y que, sin otra posibilidad que añadir a un cocido nada más que unas patatas y unas espinas de bacalao, al ver que no era consistente, vertieron el aceite de oliva y lo machacaron fuertemente para evitar las durezas de las espinas del bacalao. Tras comerlo dijeron a la comunidad que es una comida que "harta hasta a las burras" y se dice que de ahí le viene el nombre. Se saben referencias escritas del plato desde el siglo XVII. Cuando un burro se queda atascado en el barron manchego (muy arcilloso) al meter y sacar las patas se produce un sonido muy parecido al que se produce al mezclar en el mortero las patatas, el ajo y el bacalao. de ahí el nombre.

Se puede tomar como primer plato o como tapa, untado en rebanadas finas de pan, en pan tostado, crackers, regañás,... a vuestro gusto.
Ingredientes:
-500 g de patatas
-700g agua
-350g bacalao desalado
-2 dientes de ajo
-150g aceite de oliva
-3 huevos cocidos
- nueces
Preparación:
Poner en el vaso el agua y colocar las patatas dentro del cestillo, troceadas. Programamos 30 min, Varome, velocidad 2. Cuando queden 5 min se añade al cestillo el bacalao para que terminen de cocer juntos. Al acabar comprobamos que las patatas están bien hechas, sacamos el cestillo y reservamos el caldo de cocción. Picamos y pelamos dos huevos cocidos.
Una vez el vaso vacío ponemos vel 5 y añadimos por el bocal los dos dientes de ajo para que se piquen. Bajamos con la espátula al acabar.
Ponemos la mariposa en el vaso, velocidad 2,5 sin tiempo y vamos introduciendo, alternando por el bocal, poco a poco, las patatas, bacalao desmigado y limpio de piel y espinas, huevo cocido, una parte del caldo y otra de aceite de oliva. Lo hacemos poco a poco, para que vaya tomando consistencia y obtenga la textura adecuada. Gastamos todos los ingredientes menos el caldo, que sobrará. Cuando el aceite haya sido bien absorbido, ya lo tendremos terminado. Podemos probar y, si hiciera falta, rectificar de sal.
Sacamos y presentamos en recipiente. Queda muy bien en uno de barro, y lo adornamos por encima con el otro huevo cocido, unas nueces y un hilito de aceite. Mejor tomarlo del tiempo, para que tenga más sabor.
Si no tenemos el robot, también lo podemos preparar. Cocemos juntos todos los ingredientes, separamos el caldo y, con ayuda del mortero y sin parar de moverlo, vamos machacando e integrando todos los ingredientes, poco a poco, añadiendo el caldo y el aceite, hasta obtener un puré consistente y ligado. Lo que el robot nos ahorra es el esfuerzo de ir moviendo el mortero.
Nos quedó estupendo y nos gustó mucho. Sale bastante cantidad y, como llena bastante, nos dio para tres veces. Lo guardé en la nevera y, un rato antes, lo sacaba para que perdiera el frío. 
Si os animáis a prepararlo ya me contáis lo que os parece. Espero que os guste.




viernes, 10 de abril de 2020

LECHE FRITA

Hacía tanto tiempo que no comía leche frita que ya ni me acuerdo. Mis hijos y mi marido no la habían comido nunca. Y estamos en plena Semana Santa y confinados en casa, así es que me puse manos a la obra.
Me apetecía hacerla utilizando la thermomix así que me puse a buscar una receta. Sin dudarlo me dirigí a buscar a ver si mi amiga Ana, de Cocina con Ana, la tenía en su blog. ¡Perfecto! Sí que la tenía, con lo que lo primero estaba hecho. Conozco a Ana desde hace muchos años, creo que desde casi antes de que todo el mundo tuviera blog, o por lo menos yo no lo tenía al conocerla. Todas participábamos activamente del foro de La Ventana de Karlos Arguiñano y nos convertimos en una especie de amigos-familia que tenemos la suerte de conservar aún. ¡Qué recuerdos tan bonitos de aquella época y de esa relación cuyo nexo de unión era nuestro amor a la cocina!
Esta es la receta de Ana y yo la he seguido tal cual en mi Thermomix 5. Pero también se puede hacer de modo tradicional, ella lo explica a la perfección, por si preferís esta opción.
Ingredientes:
Para la masa
-150 g de azúcar (yo solo puse 85, no somos muy dulces)
-150g de harina de maíz
-1 litro de leche (la mía semidesnatada)
-peladura de limón (yo también le puse de naranja)
-1 rama de canela
Para freír y rebozar
-canela en polvo
-harina todo uso (si fuera para celíacos, usar harina sin gluten)
-2 huevos
-azúcar
-aceite de girasol
Preparación:
Ponemos en el vaso de la Thermomix la mariposa, cerramos y añadimos la leche, el palo de canela, las peladuras de limón y naranja, la harina de maíz y el azúcar. Removemos unos segundos a velocidad 2. Programamos 12 minutos, velocidad 1 y 90º. Si no pusiéramos mariposa la velocidad sería 4. Transcurrido el tiempo sacamos del vaso ayudándonos de una espátula y la ponemos en una fuente, untada con un poco de aceite, para dejarla enfriar. Después la introduje en la nevera para terminar de endurecer.
Una vez que esté fría y endurecida, cortamos porciones y las pasamos por harina y luego por huevo batido. Las vamos friendo con el aceite caliente y las ponemos sobre papel de cocina para que absorba el exceso. Mezclamos azúcar con canela y rebozamos las piezas.
Nosotros las tomamos templadas y tal cual, pero con helado, por ejemplo, queda genial también. Estaba rica, rica, como dice Arguiñano.
¿Os animáis a prepararlas?



sábado, 7 de marzo de 2020

TARTA DE HOJALDRE Y FRUTAS


Me encanta la tarta de frutas y hojaldre. Me parece ligera, refrescante y, sobre todo, deliciosa.
La base suele ser siempre la misma, hojaldre y crema pastelera. Por encima, la fruta puede variar, según el gusto. Os dejo mi propuesta en esta ocasión.
Ingredientes:
-una plancha de hojaldre fresca
-crema pastelera (100g azúcar, 500ml leche entera, 50g maicena, 3 huevos, 1 cucharada azúcar vainillado o un chorrito de vainilla líquida)
-frutas variadas al gusto (yo kiwis, fresas, uvas rojas y arándanos)
-mermelada melocotón o albaricoque
Preparación:
Extendemos el hojaldre y lo pinchamos por dentro para que no se hinche al cocer, respetando un margen por los bordes. Lo introducimos al horno a 180g y cuando lo veamos dorado a nuestro gusto lo sacaremos.
Mientras vamos haciendo la crema pastelera. En esta ocasión he utilizado el thermomix para hacerla. Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 7 minutos, 90º, velocidad 4. Sacamos y reservamos en un recipiente cubierto con film o en una manga pastelera, según queramos hacer el relleno.
Una vez el hojaldre horneado, colocamos la crema por encima, respetando los bordes.
Lavamos y troceamos la fruta y la vamos colocando por encima de la crema pastelera.
Calentamos la mermelada un poco en el microondas (10-20 segundos) y pincelamos la fruta por encima, para que quede con brillo.
Y ya estaría lista para degustarla. Si la queremos fresquita, la meteremos en la nevera un rato.
Repito: me encanta esta tarta. ¿Y a vosotros?



martes, 3 de marzo de 2020

ROLLITOS DE TORTILLA Y MORCILLA



Uf, decir que hace mucho tiempo que no actualizo es mucho decir. ¡Madre mía! Si es que cada vez tengo menos tiempo y no es que no me acuerde, que me acuerdo, sino que no encuentro el momento. Hoy he dicho: "Pues ahora va a ser que sí", así que me he puesto manos a la obra y he rescatado del montón atrasado esta receta porque creo que puede ser muy resultona para un aperitivo, un picoteo o algo informal.
Ingredientes:
-2 huevos
-2 morcillas de cebolla
-queso curado
-pimiento rojo asado
-sal
-aceite de oliva virgen extra
Preparación:
Batimos los huevos con un poco de sal y preparamos una tortilla francesa cubriendo todo el fondo de una sartén a la que habremos puesto un poco de aceite de oliva, de manera que quede como una tortita.
Quitamos la piel de las morcillas y las salteamos en una sartén.
Cortamos los pimientos asados y el queso en tiras.
Sobre la tortilla colocamos las morcillas bien extendidas y, en el centro, las tiras de queso y pimiento asado. Enrollamos la tortilla con su relleno como si fuera un brazo de gitano y la envolvemos en papel film. La guardamos en la nevera para que se enfríe y sea más fácil de cortar.
A la hora de servir, quitamos el film, cortamos con cuidado de no perder la forma con un cuchillo de sierra y damos unos segundos de calor en el microondas si lo queremos caliente.
Si os gusta la morcilla estoy segura de que os va a encantar esta forma diferente de presentación.






viernes, 2 de agosto de 2019

CODITOS CON SALMÓN Y SALSA VERDE


Holaaaaaaaaa. ¡Cuánto tiempo si actualizar el blog! No ha sido por falta de ganas sino de tiempo. Cada vez es todo más complicado y un no parar, jajaja,
La de hoy es de esas recetas que nos gusta a todos, rapidita, sencilla y rica. En un momento la tenemos hecha y seguro que gusta a casi todos.
Ingredientes:
-pasta cocida al gusto, preferiblemente, corta
-ración de salmón por persona
-salsa verde
-sal
Preparación:
Yo contaba con la pasta ya hervida sobrante de otra preparación anterior pero, si no fuera el caso, solo tenemos que hervirla siguiendo las instrucciones del fabricante.
Ponemos a asar el salmón, cubriendo bien la asadora con sal. Cuando esté hecho al punto de nuestro gusto solo tenemos que desmigarlo y añadirlo a la pasta.
Regamos por encima con la salsa verde, resultante de mezclar un diente de ajo o dos (depende de la cantidad que queramos hacer), perejil picado, sal, un chorrito de zumo de limón y aceite de oliva virgen extra.
¿Qué os parece?




Y, para los que no les gusta el salmón, la misma versión, pero con emperador. Así hay para todos los colores...