lunes, 10 de agosto de 2015

GUACAMOLA

Con ese nombre es como nos presentaron este plato un día que salimos a comer fuera. Lo pedimos y nos encantó, ya que es otra forma de comer los nachos con guacamole y, además, sencillísima de preparar. Seguro que en la próxima reunión de amigos que tengáis quedáis muy bien si se lo presentáis.
Yo el guacamole lo compro fresco en el supermercado, me parece que está rico y ahorro un trabajo...
El jamón, puesto que no lleva mucha cantidad, es preferible que sea de buena calidad, siempre le dará un toque y sabor mucho mejor. Yo he utilizado jamón serrano gran reserva de REDONDO IGLESIAS, maestros del jamón desde 1920 y que han ido desarrollando su labor de generación en generación. Ofrecen una extensa gama de jamones y embutidos serranos e ibéricos elaborados de forma artesanal, pero con los últimos avances técnicos y garantizando la calidad constante, característica principal de sus productos. Pasaos por su web para conocer más sobre esta estupenda empresa y para poder comprar sus productos en su tienda on line.
Ingredientes:
-guacamole fresco (también podéis prepararlo vosotros si os apetece)
-una bolsa de nachos
-cebolla tierna
-tomates cherry (pueden ser normales, pero yo tenía de estos del campo de mi papi muy chiquititos)
-jamón serrano gran reserva loncheado REDONDO IGLESIAS
Preparación:
Picamos cebolleta muy pequeñita y lavamos y cortamos en trocitos los tomates.
En un plato o fuente colocamos el guacamole en el centro, en montañita. Ponemos por encima la cebolleta y los tomates y, como topping, el jamón serrano troceado.
Alrededor colocamos los nachos. 



 

¿A que tiene buena pinta? Cada comensal coge un nacho y con él, a modo de cuchara, se lleva un poco de la mezcla de guacamole, cebolla, tomate y jamón. Además de un picoteo divertido resulta muy rico. El jamón le da un punto buenísimo, sobre todo si es de gran calidad como el que yo he usado.



Tanto nos ha gustado, que a los pocos días preparamos otro plato, esta vez un poquito mayor porque éramos más, jajaja. No sobró nada...
Y, como era una cena de picoteo, para acompañar, nada mejor que unas rodajitas de salchichón y chorizo ibérico de bellota. ¡Qué ricas estaban acompañadas de unos trocitos de pan!





Otro día, para el aperitivo de la comida, preparé una tabla de ibéricos que duró un momento, fue vista y no vista, jajaja, porque todo estaba riquísimo. El chorizo y el salchichón ya lo habíamos probado cuando comimos la guacamola, pero el jamón ibérico nos pareció manjar de dioses, ¡¡Sabrosísimo, de empezar y no parar!! Seguro que os lo creéis, no tenéis nada más que ver la pinta y el color... Y la pena es que aquí no podéis notar como olía...





Por experiencia propia, muchas veces los productos envasados loncheados no están lo buenos que debieran cuando los abres. No es este el caso. El color, aroma y, sobre todo, el intenso sabor, no se ha perdido en ningún momento así es que os invito a que los probéis y lo comprobéis vosotros mismos.

martes, 4 de agosto de 2015

BROCHETAS AL AJILLO

Raro es el día que en casa no se comen verduras u hortalizas para la cena, ya sean asadas, fritas, cocidas, a la plancha, crudas, en ensalada,... Intento ir variando la forma de prepararlas para no aburrirnos, aunque, la verdad, es que nos encantan de cualquier forma.
Hoy las traigo en brochetas, que me encanta como quedan las cosas pinchadas en un palito. Me parece que son muy atractivas a la vista y que, por lo tanto, apetecen mucho más.
Ingredientes:
-3-4 dientes de AJOS GARRIDO
-calabacín
-berenjena
-champiñones
-perejil
-aceite de oliva
-escamas de sal
-huevos
Preparación:
Lavamos  y cortamos la berenjena y el calabacín en rodajas, intentando sean del mismo grosor que los champiñones, por aquello de que se puedan cocinar por igual en la plancha. Limpiamos los champiñones cortando un trocito del tallo y quitando todo resto de tierra que pudieran tener.
Ponemos a calentar una plancha o asadora y, cuando esté bien caliente, ponemos las brochetas, dándoles la vuelta de vez en cuando y regando por encima con un hilito de aceite por cada lado.
 
Mientras se van asando, limpiamos los dientes de ajo y los picamos menuditos. Los ponemos en un bol y añadimos el perejil picado, un poco de sal y un buen aceite de oliva virgen extra.






Freímos un huevo por comensal y, cuando tengamos las brochetas en su punto, las emplatamos con él, regando con nuestra salsa de ajillo y espolvoreándolo todo con escamas de sal.




 
En el caso de que no os guste comer el ajo crudo, podéis cocinarlo en una sartén unos minutos junto con el perejil y la sal y también dará un resultado excelente.
Sólo me queda deciros... ¡Buen provecho!
No es necesario decir que un ingrediente básico aquí es el ajo y que debe ser de buena calidad, como el que yo he utilizado, de AJOS GARRIDO. Esta es una empresa familiar que inició su andadura por los años 40 del siglo pasado y que, actualmente, dirige la 3ª generación.
Está situada en Valdepeñas (Ciudad Real). Las zonas de producción de Castilla La Mancha son las mejores de Europa en cuanto a calidad y cantidad.
Se dedican a la comercialización de ajos y cebollas, siendo el Ajo MoradoManchego, considerado el mejor ajo del mundo, su producto estrella. También cuentan con Ajo Negro, pero de él me ocuparé otro día...
Distribuyen en todo el territorio nacional y están presentes en los principales mercados de toda europa. Pasad por su página web y podréis ampliar la información.
Sólo me queda deciros... ¡Buen provecho!
 

miércoles, 15 de julio de 2015

GALLETAS DE ENCAJE

Con la masa sobrante de las galletas de los Minions (aquí podréis encontrar el enlace a la receta), me entretuve preparando estas galletas llamadas de encaje, por los calados que llevan. Las había visto muchas veces y me apetecía hacerlas. No tienen ningún misterio, sólo utilizar diferentes cortadores para realizar los calados a nuestro gusto y luego hornear como siempre. La verdad es que quedan bonitas y llamativas. y se pasa un rato divertido águjereándolas, jajaja.
 

domingo, 12 de julio de 2015

PINCHITO DE CHAMPI Y HUEVITO

Rico, rico, fácil, fácil y muy resultón. No tengo fotos del paso a paso, solo del resultado, pero no tiene ninguna complicación.
Ingredientes:
-champiñones de tamaño medio
-jamón serrano
-huevos de codorniz
-aceite
-sal
Preparación:
Lavamos, secamos y quitamos el tallo a los champiñones. Los ponemos a asar en una sartén o asadora, con un poquito de sal, haciéndolos bien por los dos lados, pero dejándolos un poco "al dente" sin que queden muy hechos.
Mientras tanto freímos tantos huevos de codorniz como champiñones tengamos.
Cortamos el jamón en trozos aproximados al tamaño de los champiñones.
Colocamos el champiñón abajo, luego el jamón y encima el huevito. Lo salamos y servimos caliente. Comer de un bocado.

jueves, 9 de julio de 2015

SALTEADO DE GARBANZOS Y SETAS

 
 
En verano, a pesar del calor, también podemos comer legumbres. Lo único que tenemos que hacer, si no nos apetecen en los guisos tradicionales que solemos tomar en época de frío, es prepararlas de otras formas como en ensalada o en salteado, por ejemplo. Ambas son sencillas y no resultan pesadas. Así variamos.
Ingredientes:
-garbanzos cocidos (yo he utilizado un bote, pero podéis cocerlos vosotros)
-cebolla
-setas (yo una bandejita que viene ya cortadita y todo)
-jamón serrano a taquitos
-aceite
-sal
Preparación:
Pelamos y picamos la cebolla. La ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite. Echamos sal para ayudar a que se haga antes.
  
 
Como mis garbanzos eran de bote, los escurrimos y enjuagamos bien del líquido que llevan para conservarlos. Reservamos.
 
 
Añadimos las setas ya cortadas a la cebolla pochada y cocinamos unos minutos hasta que estén a nuestro gusto.


 
Echamos el jamón y rehogamos todo junto.



Es el momento de agregar los garbanzos y saltear todo junto hasta que los garbanzos estén calientes. Tenemos que recordar que ya estaban cocidos.



Servimos calientes.


 
¿Os gusta la propuesta? En realidad podéis añadirle lo que queráis y os guste porque es una legumbre con muchas posibilidades.